Ese detalle ¡Boom!

Hay días que, simplemente, no tienes ni la cabeza ni las ganas para verte en el espejo y dedicarte a planear un look para el día. Todos hemos pasado por ahí y, rezando para que esos no sean la mayoría de tus días, te decimos...